Lingua: InglésAlemánDanésSuecoBokmålFinlandésHolandésFrancésItalianoPolacoPortugués, BrasilChecoEslavoEstonioHúngaroLetónLituanoRumanoTurco

Europa meridional

A veces denominada Europa mediterránea, esta región es una de las más influyentes en la historia moderna.

A menudo incluye a Portugal, a pesar de sus fronteras con el Atlántico, y presenta un clima consistente que presenta bosques de pinos, pequeñas llanuras, colinas secas y olivares. Desde la Antigua Grecia hasta el Imperio Romano, desde la época bíblica hasta nuestros días, son numerosos los caminos ancestrales que descubrir al visitar esta región.

Incluso después de la era romana, el imperio oriental sobrevivió para convertirse en el imperio bizantino, que proporcionó un nivel razonable de estabilidad política durante la Edad Media.

Lo que hace que una visita a esta región sea tan intrigante son las numerosas opciones disponibles para explorar la cultura local. Incluso las comunidades pequeñas ofrecen museos históricos y galerías de arte que recorren la historia de la zona. Uno puede dedicar algunas horas de la mañana para ver exhibiciones fascinantes y luego planificar una tarde para tomar el sol o explorar un sendero local.

El sur de Europa también ofrece oportunidades únicas en el Mediterráneo. Alquile un barco para explorar, relájese en un velero y sumérjase en las historias que cada comunidad ofrece libremente.

Algunos pueden preferir explorar el sur de Europa por sus impresionantes ruinas y sitios históricos. Otros pueden preferir disfrutar de los balnearios mediterráneos que se esparcen por toda la región. Uno puede visitar las islas en el mar, las costas de España y Francia, o relajarse en las colinas de la Toscana en Italia. Con estas oportunidades, existe una oportunidad única para planificar unas vacaciones relajantes y perfectas.

A continuación encontrará una lista de países pertenecientes a la región conocida como Europa del Sur.

MEJORES PAÍSES PARA VISITAR EN EL SUR DE EUROPA

Grecia

Unas vacaciones en Grecia pueden ofrecer multitud de opciones, desde relajarte en las playas de Corfú a noches de fiesta en Mykonos, sin olvidar la posibilidad de explorar una cultura milenaria. Este país del sur de Europa disfruta de un clima agradable durante casi todo el año y gracias a las paradisíacas playas de las islas griegas es uno de los principales destinos europeos de playa. Los visitantes tienen muchas opciones entre las que poder escoger. Para disfrutar de unas relajantes vacaciones de playa, las costas de arena suave de Rodas y las aguas cristalinas de Creta son la opción ideal para disfrutar de un día de relax. También puedes optar por el animado ambiente en las playas de Mykonos o Zante, conocidas por su fiesta y su vibrante oferta de ocio nocturno.

Pero si por algo es conocido este país mediterráneo, además de por sus paradisíacas islas, es por ser la cuna de la civilización y el pensamiento. En casi cualquier destino griego puedes encontrar yacimientos arqueológicos y ruinas de templos aunque esto se puede ver, sobre todo, en la capital griega, Atenas. La Acrópolis y el museo arqueológico son las mejores visitas si quieres conocer algo más de esta cultura milenaria. Pero esto no acaba aquí, en Creta o en Rodas puedes encontrar restos de templos antiguos y en la isla de Delos, frente a Mykonos, se encuentra un asentamiento histórico que merece la pena visitar así que reserva un día entre playa y fiesta y prepara tu cámara de fotos para estas maravillas arquitectónicas.

Si viajas en pareja o en familia, puede que te apetezca descansar unos días en un lugar más tranquilo y paradisíaco. En este caso, la mejor opción es la isla de Santorini, ya que posee unas de las mejores vistas del mar Egeo y encantadores pueblos de blancas paredes y ventanas azules. Qué mejor postal de tu visita a Grecia que ver la puesta de sol en una de las terrazas de esta isla mientras disfrutas de una romántica cena. Y hablando de comida, los griegos poseen una gastronomía fabulosa que no te puedes perder si estás de vacaciones en Grecia. Al ser un país mediterráneo es también una dieta muy saludable y se basa en ensaladas, yogures, pescado, y queso. No obstante también hay sitio para deliciosos postres y un agradable vino dulce, típico de las islas.

Italia

Las ciudades italianas son de las más visitadas cada año y cuentan con un gran número de lugares que conocer y visitar. Prueba a conocer la romántica Venecia, la fascinante Roma y la histórica Florencia, todas ellas visitas recomendables cuando viajes a Italia.

También puedes optar por visitar las hermosas islas mediterráneas de Sicilia o Cerdeña, alquilar un coche y explorar sus costas.

En la Toscana, en el centro de la península, puedes visitar la ciudad de Pisa para conocer su famosa torre inclinada o pasar un día en las afueras y disfrutar de sus encantadores paisajes en unas clásicas vacaciones en Italia.

Existen muchos lugares donde poder disfrutar del sol italiano. Lido di Jesolo, que se encuentra en la Riviera de Venecia, es el lugar ideal para unas vacaciones de verano en familia, con kilómetros de playas de arena dorada y excelentes instalaciones..

Para unas vacaciones de verano diferente visita los lagos en el norte de Italia, te recomendamos Lago Gardo, Lago Como o el Lago Maggiore y disfruta de la belleza de las montañas y de sus atractivos pueblos.

Riviera Napolitana

En la costa suroeste de Italia, alrededor de la Bahía de Nápoles, está la Riviera Napolitana. Enormes montañas y volcanes, dramáticos acantilados, villas pintadas de color pastel y un hermoso paisaje te dará una gran bienvenida cuando vayas de vacaciones a la Riviera napolitana. Lleva un buen par de zapatos y explora el mundo de Pompeya y el Monte Vesubio o móntate en un barco y haz un pequeño crucero para descubrir las playas de la costa. No hay mejor forma de disfrutar unas vacaciones en la Riviera Napolitana.

No lo dudes y vuela a Nápoles, la capital de la región de Campania. Entra en el corazón de esta antigua ciudad y explora el centro de la misma, que ha sido declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hay casi 450 iglesias en Nápoles así como también numerosos palacios, castillos y una gran cantidad de museos y galerías. Descubre la isla volcánica de Ischia. Se encuentra a sólo 30 minutos desde Nápoles y es el mejor lugar para descansar gracias a sus maravillosas aguas termales y playas de agua caliente, especialmente Baia di San Montano.

Sicilia

Situada en la punta de la bota de Italia, Sicilia es un paraíso en el que los visitantes pueden encontrar no sólo un clima ideal para disfrutar de sus playas, sino también monumentos y edificios históricos de todas las épocas. La isla más grande del Mediterráneo posee una gastronomía basada en los productos más naturales, destacando las ensaladas, el vino, el arroz y los productos del mar.

Numerosas culturas y civilizaciones han pasado por la isla, por lo que se pueden encontrar desde templos griegos y romanos a iglesias normandas y mezquitas árabes. La capital de la isla es Palermo, siendo además la más poblada. Su patrimonio artístico es innumerable siendo el principal atractivo de la ciudad el Palacio Normando y su capilla Palatina. No obstante puedes encontrar mucho más que monumentos históricos. Las playas y los mercados de la ciudad ofrecen una variada oferta turística aceptable para todos los gustos.

La segunda ciudad de la isla es Catania, que se encuentra junto al volcán Etna, lo que a lo largo de su historia le ha costado más de un disgusto, pues ha sido arrasada varias veces por el volcán o por terremotos. No obstante, la ciudad siempre ha sabido recuperarse y actualmente se pueden encontrar numerosas joyas arquitectónicas como el Castillo Ursino o La Catedral, visitas obligadas si visitamos esta ciudad.

Además, en Sicilia podemos encontrar algunos de los yacimientos arqueológicos más importantes de Italia, principalmente en Siracusa y en Agrigento, donde se encuentran alguno de los templos griegos mejor conservados del mundo. Finalmente, hay que destacar las playas sicilianas ya que, al ser una isla, podemos encontrarlas en casi cualquier lugar de la misma. Desde kilométricas playas de arena fina y dorada a pequeños calas de estilo mediterráneo y aguas cristalinas, cualquier opción es buena para tumbarnos a disfrutar del sol italiano.

Riviera Adriática

En el norte de Italia, a orillas de las cristalinas aguas del Mar Adriático, se puede encontrar un paraíso de alargadas playas doradas. La conocida como Riviera Adriática alberga algunos de los principales destinos de sol y playa en Italia, ciudades acogedoras y familiares en las que se puede disfrutar de las maravillas naturales y gastronómicas de Italia.

Uno de los principales destinos de la Costa Adriática es Rimini, una ciudad histórica que combina sus atractivos culturales con sus maravillosas playas. Muchas de las playas son privadas así que asegúrate de reservar en algún hotel en primera línea de playa con acceso a las mismas.A menos de media hora en coche puedes encontrar el encantador pueblo de Cattolica, menos concurrido que Rimini, pero con playas igual de atractivas. Si quieres alejarte de tus preocupaciones y broncearte bajo el sol con la máxima tranquilidad, este es tu destino perfecto.

Entre las principales atracciones que puedes encontrar durante tus vacaciones en la Riviera Adriática destacan en Puente de Adriano, el Parque Acuático Acuafán y el Acuario de Cattolica. A todo esto hay que sumarle las múltiples opciones de ocio acuático que encontrarás en las principales playas, por lo que no dudes en practicar windsurf o buceo en sus cálidas aguas. Durante el atardecer puedes refrescarte con un helado italiano artesanal para luego disfrutar de una cena romántica con vistas al mar y un vino de la región. Si viajas en familia no tienes por qué preocuparte, los niños disfrutarán de una buena pizza tradicional mientras los padres prueban la pasta o el risotto.

Pasar unas vacaciones en Riviera Adriática sin pasar por San Marino es todo un delito. A sólo 200 kilómetros de los principales destinos, esta pequeña ciudad estado ofrece desde tiendas de última moda hasta fortalezas medievales enclavadas en hermosos parajes naturales.

Andorra

Este pequeño y montañoso país de los Pirineos dibujará una sonrisa en los rostros de todos los buscadores de aventuras durante sus vacaciones en Andorra. Enclavada entre Francia y España, Andorra aprovecha los impresionantes tesoros paisajísticos de las montañas de los Pirineos, prometiendo vistas impresionantes para aquellos que se ponen esquís en invierno o botas de montaña en verano.

Entre las fantásticas estaciones de esquí que se asientan sobre cada pico nevado y los sinuosos ríos y senderos para caminatas, descubrirá una capital encantadora y rica en cultura, una excelente escena de compras que se hace más accesible gracias a los bajos impuestos del país, mientras que una maravillosa mezcla de francés y las cocinas españolas adornarán su plato cada noche

Chipre

Comience sus vacaciones en Chipre en la bulliciosa y atractiva capital de Nicosia, donde se sumergirá en el significado cultural e histórico de la nación isleña, lo que le permitirá conocer mejor la identidad del país, todo antes de disfrutar del sol. arena y mar. Chipre es sinónimo de descansos en la playa y escapadas llenas de fiesta, con algunos de los destinos de fiesta costeros más vibrantes de Europa ubicados alrededor del perímetro de la isla. Ayia Napa es el principal destino para aquellos que buscan juerga bajo el sol, famosa por su multitud de jóvenes fiesteros, sus hermosas playas y su vibrante escena de deportes acuáticos. Larnaca es otra gran opción para aquellos que desean mantenerse activos en el agua, ya que cuenta con una de las mejores inmersiones en naufragios del continente con la inmersión Zenobia que atrae a muchos entusiastas del agua a este rincón de la isla.

Si busca una escapada a la playa más tranquila y relajante para sus vacaciones en Chipre, hay una serie de resorts más tranquilos que son más adecuados para familias que para jóvenes fiesteros. Polis es una excelente opción, ubicada en la costa oeste de la isla, además de la playa, el complejo cuenta con un impresionante telón de fondo montañoso que es emocionante explorar. Latchi es otra gran opción, anunciada como un complejo tranquilo y hogar de algunas tabernas frente al mar aromáticas y acogedoras que le darán un sabor único de Chipre.

Si no te gusta mucho ser un vagabundo de la playa, las vacaciones en Chipre también satisfarán a los amantes de la cultura que estén interesados ​​en relacionarse con la historia y la identidad del país. Hay una serie de sitios de ruinas antiguas, importancia arqueológica y arquitectura pasada, todos esperando ser descubiertos por los turistas. Paphos es un excelente lugar para comenzar, lo que le permite explorar numerosos sitios arqueológicos, las increíbles Tumbas de los Reyes, el Fuerte de Paphos y el Odean, todos aspectos clave del pasado ajetreado del país.

Limassol combina felizmente sitios antiguos con hermosas playas, lo que le permite ejercitar tanto su vagabundo playero como sus músculos de buitre cultural. Visite el castillo de Limassol y algunas de las ciudades antiguas de los alrededores de la zona, antes de darse un día libre en la arena suave. Termine su escapada llena de historia explorando la capital, Nicosia. La destreza arquitectónica de la ciudad que comprende iglesias, monasterios y mezquitas lo mantendrá cautivado durante su estadía en la ciudad.